Comisión Nacional de Riego concluyó programa de fortalecimiento de organizaciones de usuarios del Río Chillán

 

La iniciativa desarrollada con financiamiento del Gobierno Regional de Ñuble permitió obtener un catastro de la infraestructura de riego en 22 canales, definir 26 perfiles de proyectos de eficiencia hídrica y apoyar el saneamiento de 52 Derechos de Aprovechamiento de Aguas (DAA). 

Coihueco, jueves 16 de diciembre de 2021.- En la escuela Los Altos de Miraflores de la comuna de Coihueco se realizó la ceremonia de cierre del programa  de “Transferencia para el fortalecimiento de organizaciones de usuarios de aguas en el río Chillán”, impulsado por la Comisión Nacional de Riego (CNR) con financiamiento del Gobierno Regional del Ñuble con el objetivo de contribuir al fortalecimiento de las capacidades de gestión de los recursos hídricos de las organizaciones de usuarios del Río Chillán.

El Gobernador Regional de Ñuble, Óscar Crisóstomo, señaló que, “este programa es una muestra más de la sinergia creada entre dos grandes instituciones como son la CNR y el Gobierno Regional, que hoy nos permiten tener productos concretos que nos ayudan a seguir avanzando en mejorar el riego de los agricultores de la región. Particularmente hoy conocimos los resultados de un programa que se preocupó de fortalecer a las organizaciones de regantes del río Chillán, para aumentar su participación en los diversos concursos de la Ley de Riego y así puedan mejorar sus canales”.

Por su parte, Javier Ávila, Coordinador Zonal Biobío-Ñuble de la CNR, destacó que “históricamente las postulaciones a concursos de la Ley de Riego, por parte de las Organizaciones de Usuarios de Aguas del río Chillán, son muy bajas, y por esta razón era muy importante que la CNR pudiera desarrollar un programa orientado a fortalecer dichas organizaciones con la finalidad de aumentar las obras de riego en los diversos canales del río Chillán, más aún hoy que atravesamos por una escasez hídrica que nos obliga a mejorar la infraestructura para aumentar la eficiencia en la acumulación, distribución, conducción y aplicación del agua de riego”.

A su vez, el presidente de la Junta de Vigilancia del Río Chillán, Héctor Jaque, sostuvo que, “estamos muy contentos con el trabajo realizado por la CNR porque necesitábamos como institución tener información sobre la tenencia del agua y sobre cómo están organizados los canales, porque si bien es cierto teníamos algo de información ésta no era suficiente y requeríamos mayor exactitud en los datos. Creemos que la CNR nos seguirá apoyando sobre el uso del agua en el río Chillán y con mayor razón con el futuro embalse”.

El programa permitió capacitar y transferir competencias a dirigentes y usuarios del río Chillán, levantar un catastro de infraestructura de riego extrapredial y evaluar el estado actual de 214 puntos en 22 canales operativos.

Así también se generó una cartera de proyectos de eficiencia hídrica y se apoyó el saneamiento de derechos de aprovechamiento de aguas de regantes asociados a las organizaciones de usuarios del Río Chillán.